domingo, 10 de abril de 2011

LA IMPORTANCIA DE LA GLOBALIZACIÓN

Es un proceso que todos reconocen como el más determinante de la década del noventa, pero que suscita opiniones muy encontradas. Si bien no es un proceso nuevo ha sido retomado con mayor énfasis en los países en desarrollo como premisa específica para lograr un crecimiento económico y erradicar la pobreza.


Los orígenes del fenómeno se remontan a las dos décadas posteriores a la Segunda Guerra Mundial, en el cual los países industrializados de Norteamérica, Europa y Asia alcanzan tasas de crecimiento del PBI tres veces superiores que en los 130 años precedentes, lo que a su vez provoca una expansión a nivel mundial de las transacciones comerciales de estos países.


Con el fin de regular las crecientes relaciones comerciales, los países en cuestión generaron una estrategia económica y política de liberar todas las barreras al libre comercio, implantadas por la Estrategia de Sustitución de Importaciones. Producto de ello son las negociaciones del GATT, la creación del FMI y el BM, las áreas de libre comercio subregionales, etc.


Este proceso se vio acelerado por las diferentes crisis en que se vio inmerso el entorno internacional en los años 1971 ( crisis del dólar), 1973 y 1979 ( crisis del petróleo) y en 1982 (crisis de la deuda); otro elemento que ayudo al avance vertiginoso del mismo fue el surgimiento de una teoría económica a tono con los requerimientos del fenómeno: el Neoliberalismo


La globalización es un proceso multidimensional, aunque hay razones para pensar que es ante todo un proceso económico hecho posible por cambios provenientes de la ciencia y la tecnología.


“El lazo indisoluble que se genera en el siglo XX entre la ciencia y la tecnología posibilita acelerar, ampliar y consolidar el proceso de globalización, especialmente, en sus aspectos económicos y culturales.”


La digitalización de las comunicaciones humanas ha revolucionado la producción, el almacenamiento y el acceso a la información. Si la revolución industrial multiplicó la fuerza del hombre, la evolución informática multiplica la capacidad del cerebro humano. Hoy la información se ha democratizado, y está al alcance de quien posea una computadora y un módem para acceder a Internet.


En efecto, se puede saber lo que ocurre en lejanos rincones del universo. Podemos trasladarnos en pocas horas a los más remotos y distintos lugares y culturas, y convivir con distintos estilos de vidas. Podemos ver la tierra desde afuera y desde lejos gracias al avión y a las fotos que envían los satélites.


Las nuevas tecnologías están creando un mundo donde los valores y las economías repercuten de en un lado a otro; la cultura y los valores humanos están siendo modelados por un medio electrónico. Nunca antes las sociedades habían quedado completamente supeditadas al mercado comercial para determinar sus valores y sus modelos.


Del mismo modo que la globalización económica tiende a instituir mercados sin fronteras, la revolución informática hace posible la destrucción de barreras idiomáticas y el aislamiento recíproco, ya no existe las fronteras nacionales para la información. La TV ha creado una fuerza cultural penetrante como nuca antes se había visto, tanto en su intensidad como en su alcance.


¿Debe verse a la globalización como un proceso autónomo que impacta en culturas que pasivamente reciben sus consecuencias? Aunque no se lo reconozca, a veces se piensa que la globalización es el nuevo nombre del imperialismo.


Paralelamente a la globalización se han revigorizado los nacionalismos (etnonacionalismo), se han acentuado los esfuerzos de revitalización de identidades de grupos étnicos o de su constitución por parte de otros sectores culturales en el mundo, han regresado sentimientos religiosos, además de fundamentalismos de diversa índole.


Estos procesos de resistencia se dan generalmente en los países que dependen más de lo económico, lo político y lo cultural; estos mismos han activado su potencialidad étnica, es decir, han reafirmado su propia identidad, cargando simbólicamente aspectos diferenciados de su cultura que han sido convertidos en referentes de identidad.


En la Argentina, por ejemplo, volvió a tener auge la música folclórica, el tango; estos son típicos ejemplos de cómo se trata de reafirmar un símbolo cultural, para contrarrestar la continua invasión de la música extranjera.


La globalización otorga al hombre más posibilidades de conocer la verdad y de acceder a la belleza ¿Por qué, entonces, despierta tantas prevenciones?¿ Por qué resurgen con fuerza todos estos procesos de resistencia?


El hombre colocado en el centro de este proceso, siente que ha perdido la protección de las diferentes instancias que antes lo contenían. La vieja segmentación entre países tiende a ser superada por una nueva segmentación en el interior de éstos, por una parte los grupos culturales que poseen los conocimientos necesarios para generar riqueza y comunicarse con el resto del mundo, y por el otro, los nuevos pobres, excluidos de los banquetes de las nuevas oportunidades por carecer de las habilidades necesarias para entrar en el mercado de trabajo y comunicación.


“Los llamados procesos globalizadores redundan en la redistribución de privilegios y despojos, riqueza y pobreza, recursos y desposesión, poder e impotencia, libertad y restricción. Las divisiones territoriales y segregaciones de identidad que imponen y promueve la globalización de los mercados e información, no reflejan la diversidad de socios en pie de igualdad.


Apenas el 22% de la riqueza global pertenece a los llamados países en vías de desarrollo, que abarcan al 80% de la población mundial ”.


Los beneficios de la globalización están siendo desigualmente repartidos entre las diversas regiones, entre los diferentes países y en el interior de los mismos, lo cual conlleva severos procesos de fragmentación y polarización.


La globalización les da a los países extremadamente ricos nuevas oportunidades para ganar dinero de manera más rápida. Estos han utilizado la tecnología de punta para desplazar grandes sumas de dinero alrededor del globo con extrema rapidez y especular con eficiencia creciente.


La globalización es una paradoja: beneficia mucho a muy pocos a la vez que excluye o margina a dos tercio de la población mundial.


Como dice García Canclini, en su libro “Consumidores y Ciudadanos”, la internacionalización fue una apertura de las fronteras geográficas de cada sociedad para incorporar bienes materiales y simbólicos de las demás. La globalización supone una interacción funcional de actividades económicas y culturales dispersas, bienes y servicios generados por un sistema con muchos centros, en el que importa más la velocidad para recorrer el mundo que las posiciones geográficas desde las cuales se actúa.


La globalización es, siempre, “glocalización” (N. García Canclini), que implica transformaciones espaciotemporales que afectan los modos y estilos de vida concretos de las personas, producto de los cambios de escala y de la aceleración de los cambios, en especial aquellos debido a las innovaciones tecnológicas y a los crecientes niveles de complejidad de la vida urbana. Así sé reconfiguran los sistemas de percepción y representación del tiempo y el espacio, que constituyen el entramado básico de los mundos de la vida, de la historia concreta de los individuos y grupos sociales, de sus mitos y sus ritos.


Estas transformaciones se apoyan en una aceleración sin precedentes en los procesos tecnológicos, tanto en lo que atañe al ritmo mismo de las innovaciones como en lo que se refiere


al lapso que transcurre entre la innovación y su incorporación en la producción. Tal proceso se inició en los años 70 y ha llegado a ser tildado como la “tercera revolución tecnológica e industrial”. Se ha asentado en la electrónica, la informática, la robótica, los nuevos materiales, la genética y la biotecnología.


Estas son sólo unas de las facetas del mundo globalizado. Están además presentes los siguientes efectos económicos:



La estandarización de productos y servicios: significa que éstos tienen poca o nula variación entre los distintos países o regiones donde se distribuyen.


Reducción de barreras arancelarias: ha introducido el llamado consumo de productos masivos, permitiendo que muchos países tengan acceso a éstos.


Economía de escala: implica hacer los productos más competitivos con una estrategia de bajos costos.


La creación de grandes corporaciones e integración de las empresas: permite un mayor control del mercado.


La creciente integración de las economías nacionales a los mercados globales, pues de éstos últimos depende el crecimiento y la estabilidad de aquellas.


Configuración de grandes zonas integradas de comercio.



¿Dependencia o Dominación?


Lo que para algunos constituye un proceso de integración, ya sea por asimilación, endoculturación, o por sincretismo y yuxtaposición, para otros puede significar la desestructuración y desintegración de sus identidades, fragmentación y exclusión, mutación de la identidad, transfiguración de la matriz originaria. El proceso de mundialización, tal como se esta dando en la realidad no genera una sola dinámica sino dos dinámicas complementarias y opuestas:



La globalización


La reafirmación identitaria (localización).


Existe una creciente trasnacionalización del mercado de capitales, del mercado de nuevas tecnologías y del mercado de los productos. Todo ello, unido a una desconcentración de la producción, tiene como consecuencia que los mercados estén cada vez más mundializados. Pero no todo el mercado esta mundializado, un elemento central del mismo, la fuerza de trabajo, queda afuera de este proceso. Basta considerar las crecientes trabas que la Unión Europea, Estados Unidos, por ejemplo, ponen ante los inmigrantes que van en busca de trabajo.


Los mass medias, las nuevas tecnologías, los programas informáticos, la música rock, la Coca


Cola, los jeans, las tiendas MacDonald o la hegemonía de la lengua inglesa, representan ejemplos de mundialización, son consecuencia directa de la acentuación del imperialismo cultural y de la imposición del “american way of life”.


El fenómeno globalizador no se está expresando sólo en la economía y en las tendencias referidas, ciertamente contradictorias, acerca del Estado-Nación, sino también en el plano sociocultural. Si bien McLuhan había hablado ya en los años sesenta de una “Aldea Global”, los adelantos en estos últimos años han impulsado todavía más las comunicaciones entre distintos puntos del globo.


En lugar que todos estos efectos apunten en la dirección de una única “cultura mundial” y una única “identidad planetaria”, lo que está sucediendo es que, crecientemente, aumenta la conciencia de las identidades culturales diferenciadas, es decir, como dice M. Cristina Reigadas, el descentralismo del sujeto racional moderno, la irrupción del multiculturalismo y de la diferencia impide, por un lado, afirmar identidades cerradas, fuertes, y absolutas, pero, por el otro, no se sabe aún cómo evitar que la diferencia sea travestida en “indiferencia” sociopolítica, legitimante de la injusticia.


Las grandes migraciones actuales y la extensión del turismo en masa no han producido homogeneidad ni globalización cultural, sino que han puesto de manifiesto el pluriculturalismo realmente existente.


“La experiencia del multiculturismo es contundente: la diversidad estalla, se exhibe, reclama. Los otros están entre nosotros. Nosotros somos los otros.”


En todos las dimensiones se puede encontrar elementos que están sujetos a una dinámica de globalización y otros que responden a la dinámica de reafirmación de identidades colectivas (localización).


La crisis contemporánea constituye el caldero donde se combinan y recrean creencias, actitudes y estilos que darán lugar a una nueva cultura que, como sostiene Alain Touraine en su obra “¿Podremos vivir todos juntos?”, es “de ninguna parte” pero que no por ello será uniforme, abstracta, transhistórica o sobreimpuesta, sino que, podrá ser, por primera vez en la historia de la humanidad, global y planetaria. Construcción común de todas las naciones y pueblos. En cualquier caso, las tendencias futuras de la globalización dependerán de los modos de recombinar lo nuevo y lo viejo, lo propio y lo ajeno, lo económico, lo político, lo estético, lo igual y lo diferente. El mundo globalizado dependerá entonces de los modos concretos y específicos en que los individuos y los grupos interactúen, es decir de los modos en que toleren y promuevan la presencia y acción del otro en la configuración de sus propias identidades. Se habrá terminado la pesadilla de la homogeneidad, el aniquilamiento de la diferencia. Pero también, renacerá el deseo del otro, el deseo de comunidad.

72 comentarios:

  1. bertha gabriela solorzano martinez 1o A

    ResponderEliminar
  2. JESUS EMMANUEL BARRON HIGUERA 1° ¨B¨

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Jessica Sukey Mendieta Palacios 1ro "c"

    ResponderEliminar
  5. GUSTAVO VALDEZ MARTINEZ 1´´C´´

    ResponderEliminar
  6. KAREN SARAHI CORNEJO VILLANUEVA 1° "C"

    LA GLOBALIZACION NOS PUEDE BENIFICIAR AL IGUAL QUE PERJUDICAR

    ResponderEliminar
  7. estubo muy bien lo que mas me gusto fue el tema de economia

    ResponderEliminar
  8. ITZEL GUADALUPE LOPEZ RODRIGUEZ 1 B

    ResponderEliminar
  9. katherin guadalupe hernandez reyes1ºb

    ResponderEliminar
  10. NANCY JAZMIN RAMIREZ HERNANDEZ 1ºB

    ResponderEliminar
  11. GUADALUPE GABRIELA CAMPOS CHAVEZ 1ºC

    ResponderEliminar
  12. Karina Hernández 1c
    para mi la globalizacion como todo tiene sus beneficios y sus riesgos un beneficio para mi seria la disminucion del poder monopolista de las empresas y eso beneficiaria a los trabajadores y temdrian mas oportunidades de superacion.Con la crisis economica que atravieza el pais desde hace algun tiempo podria aumentar la pobreza y ese seria un riesgo.

    ResponderEliminar
  13. JORGE ROBERTO ANAYA GONZALEZ 1.-B

    ResponderEliminar
  14. gerardo ochoa camberos 1ro "A"

    yo pienso que esta bien por quealgunos paises se ayudan entre si pero a la ves esta mal por que algunbos paises no pueden tener el nivel economico para apoyar a otros.

    ResponderEliminar
  15. yo pienso que esta bien por quealgunos paises se ayudan entre si pero a la ves esta mal por que algunbos paises no pueden tener el nivel economico para apoyar a otros.

    ResponderEliminar
  16. para mi la globalizacion como todo tiene sus 1ºa beneficios y sus riesgos un beneficio para mi seria la disminucion del poder monopolista de las empresas y eso beneficiaria a los trabajadores y temdrian mas oportunidades de superacion.Con la crisis economica que atravieza el pais desde hace algun tiempo podria aumentar la pobreza y ese seria un riesgo.

    ResponderEliminar
  17. ♥♥Erendira Damaris Vázquez Sánchez 1 B°♥♥
    La globalización me parece una manera de cuidar y proteger el mundo lo cual es algo muy bueno en muchas maneras una de ellas es ganar dinero y que el 22% de la riqueza global pertenece a países de vías de desarrollo que abarcan el 80% de la población mundial…
    El mundo de la globalización dependerá mucho de diferentes modos de combinación como por ejemplo: Lo nuevo con lo viejo, Lo propio con lo ajeno, Lo político y lo igual con lo diferencia.
    A mí me gusto mucho el blog de la maestra ya que habla de la cultura lo político lo material y sobre todo de cuidar y beneficiar la globalización…

    ResponderEliminar
  18. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  19. miguel de jesus vergara galvan 1c

    ResponderEliminar
  20. LESLIE LIZETH FLORES HERNANDEZ 1.B

    ResponderEliminar
  21. anahi guadalupe flores hernandez 1.c

    ResponderEliminar
  22. HOLA MAESTRA QE TAL SUS VAKCIONES ADIOS ATT:
    YEZENIA LUNA MENDOZA 1ºA

    ResponderEliminar
  23. bueno y7o opino que es importante cuidar nuestro medio ambiente que nos rodea y ser mas consiente en lo que hacemos por ke en el vivimos primerante deveriamos por empezar de no tirara la basura, y otras e las cosas mas importnates podria ser por empezar a reciclar cosas cosas que nso sirvan echemosle gans no djeemos que nuestro planeta se acabe por nosotros cuidemoslo.

    ResponderEliminar
  24. flores medel gustavo uriel "1c"

    yo pienso que :

    La globalización es un proceso multidimensional, aunque hay razones para pensar que es ante todo un proceso económico hecho posible por cambios provenientes de la ciencia y la tecnología.

    ResponderEliminar
  25. para mi la globalizacion tiene una importancia y riesgos para todos para algunos paises que no tienen la solvencia economica para ayudar a otros.

    ResponderEliminar
  26. BRENDA BERENICE HERNANDEZ MARTINEZ
    1 "C"

    ResponderEliminar
  27. ROBERTO IVÁN GONZÁLEZ GUEVARA 1° "C"

    MUY BUEN BLOG
    FELICIDADES!!! :)

    ResponderEliminar
  28. la globalizacion es importante por que nos enseña a ser mas responsables y cuidar el madio anbiente para poder ser mas unidos
    EDUAR BRYAN VARGAS RODRIGUEZ1"A"

    ResponderEliminar
  29. NADIA GUADALUPE MARQUEZ PACHECO

    ResponderEliminar
  30. jijij para mi la globalización bn lo ke esta estara en mi libreta ajajaj :)
    Karen Estefania Juarez Torres 1 "B"

    ResponderEliminar